Ensalada de Ventresca con Tomate

tomate-con-ventresca

Una de las piezas más ricas por su proporción de grasa que nos da un sabor más intenso y fino que del resto de las piezas del atún, es la ventresca. Recibe su nombre, ventresca, por su situación, la zona del vientre del atún. De forma triangular, es la pieza más valorada en la gastronomía donde en fresco se prepara al horno. 

Su carencia de espinas, su textura gelatinosa y su laminado, lo hacen idóneo para su conservación en aceite de oliva. Es sin duda la base perfecta para una exquisita ensalada fresca que nos lleva directamente a la costa. Unas láminas de tomate gallego, ventresca y un chorro de AOVE gallego y escamas de sal y tenemos una cena rica en fósforo, tiamina, niacina, vitamina B6, vitamina B12 y vitamina D.

Elaboración

  • Echa unas gotas de AOVE gallego en un plato grande. Así los tomates que echamos a continuación no se quedarán pegados.
  • Corta finas láminas de tomate madu
  • Coloca las laminas cubriendo así todo el plato, dejando un hueco en el centro.
  • Abre la late de ventresca y coloca esta con cuidado en el centro del plato. Como la ventisca es laminada, podemos separar ligeramente la ventresca para que se puedan apreciar mejor y sea más fácil a la hora de servirlas.
  • Rociamos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.
  • Rematamos con unas escamas de sal, nosotros aquí utilizamos sal negra. Y adornamos con un poquito de cebollino.
  • Solo queda elegir un buen vino para acompañar este rico plato.

Ingredientes

Xadigal Gourmet, Sabiduría de Galicia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.